La alimentación y la piel

«Una dieta basada en alimentos ecológicos se refleja en una mejor salud de la piel»

La ciudad, el estrés, el tabaco, y una alimentación incorrecta son causas frecuentes de las enfermedades de la piel. Para tener una piel sana, lo mejor es una alimentación adecuada basada en: productos ecológicos, integrales, alimentos locales, cocina casera, alimentación adaptada a cada estación, alimentos adecuados a la necesidad individual y de cada momento (escucha interna), de forma variada y equilibrada, incluyendo carbohidratos, proteínas, minerales, vitaminas, fibra, aceite/grasas y fermentados.

La piel es un órgano  que nos sirve para comunicar nuestro medio interno con el externo, cuando tenemos calor esta reacciona abriendo los poros y generando sudor parar refrescarnos, pero también se da una buena parte de transpiración durante todo el día; en este proceso eliminamos sustanciosa de desecho, agua y minerales del cuerpo; Por la piel eliminamos exceso de grasa por ello aparece la piel con brillos o surgen granos. También podemos eliminar un exceso de proteína, sobre todo cuando se vuelve muy seca y se descama con facilidad.

La medicina oriental, la cual relaciona los órganos de pulmón y el intestino grueso con la piel teniendo la misma función de intercambio entre el medio interno y externo del cuerpo. Generalmente cuando alguno de estos órganos no funciona bien (resfriados, exceso de mucosidad, estreñimiento o diarrea) el resto empieza a colapsarse, ya que el cuerpo necesita eliminar toxinas y exceso de nutrientes por alguno de ellos.

Es importante cuidar la salud de estos órganos si queremos tener una piel en buen estado. En CEM Lourdes Iniesta te ayudamos a conseguirlo.